Términos y condiciones de uso de nuestros servicios

El propietario o responsable del equipo denominado en adelante “el cliente”, acepta y se declara en pleno conocimiento de lo siguiente:

Diagnóstico y Revisión.

El diagnóstico es una revisión superficial del equipo que permite evaluar desperfectos o daños evidentes a simple vista. La revisión a diferencia del diagnóstico, requiere más tiempo y procedimientos específicos. No obstante tanto diagnóstico como revisión son sin cargo.
El desperfecto indicado por el cliente solo se toma a titulo informativo y no se considera un diagnóstico previo.

Presupuestos.

Concluida la revisión del equipo y elaborado el presupuesto, APPLEBOX informará al cliente el costo de la reparación. El cliente dispone de 10 (diez) días corridos para aprobar o no dicho presupuesto. Superado ese tiempo y de no recibir respuesta alguna por parte del cliente, el equipo pasará al área de SALIDA.

Retiro de Equipos.

Para retirar el equipo debe presentarse la orden de servicio técnico.
Nuestro sistema de gestión permite al cliente hacer un seguimiento on-line de su orden de servicio técnico a través de nuestra web o de la app GTaller. Asimismo se envía una notificación vía mail cuando el equipo cambia de estado.
El cliente dispone de 30 (treinta) días para retirar el equipo, contados a partir de la notificación de que el mismo se haya en el área de SALIDA. Superado ese plazo el estado del equipo cambiará a RETENIDO, momento en el cual se comenzará a cobrar U$S 3 (tres) dólares estadounidenses diarios en concepto de costos de almacenamiento. El total de los costos de almacenamiento deberán ser abonados al retirar el equipo. Si el mismo no es retirado dentro de los 90 (noventa) días de permanencia en el área de SALIDA, se considerará que el cliente ha hecho abandono voluntario de la cosa, facultando a APPLEBOX a adquirir el dominio del equipo en carácter de propietario, perdiendo el cliente todo derecho sobre el equipo y renunciando a exigir suma alguna en concepto de compensación y/o indemnización.
Es responsabilidad de quien retira revisar el equipo al momento de su recepción. Cualquier situación posterior a la recepción del mismo en conformidad será de su exclusiva responsabilidad, salvo las observaciones realizadas por escrito en este documento de entrega y aquellos defectos de fabricación que por su naturaleza sólo puedan ser detectados con posterioridad. En caso de disconformidad, el cliente debe rechazar el equipo al momento de la entrega, indicando sus razones, su nombre y su DNI. Al retirar el equipo solo se podrán reclamar los accesorios detallados en la presente orden. Una vez retirado el equipo no se aceptará ningún tipo de reclamo.

Garantía en Reparaciones.
  • Las partes reemplazadas en cada reparación exceptuando baterías y discos, cuentan con de 90 (noventa) días de garantía por escrito contados a partir de la fecha de retiro del equipo reparado.
  • Las baterías, discos análogos y sólidos (SSD) cuentan con 6 (seis) meses de garantía por escrito contados a partir de la fecha de retiro del equipo, salvo aclaración expresa.
  • La garantía solo cubre defectos de fábrica o mal funcionamiento de las partes reemplazadas que se encuentran detalladas en la orden de retiro e involucradas directamente en la reparación del equipo que también figura identificado en la orden de retiro del mismo. El reemplazo dependerá de la disponibilidad en stock de los fabricantes o proveedores.
  • Toda instalación, mantenimiento o reparación de software (salvo aclaración expresa) cuenta con 30 (treinta) días de garantía por escrito, contados a partir de la fecha de retiro del equipo reparado.
Excepciones
  • Todo daño físico, ingreso de líquidos, sobrecargas eléctricas, golpes, así también como la intervención de terceros, invalidan la garantía.
  • Pantallas: la garantía no cubre la rotura, rajadura o signos de humedad en las mismas. Cualquier otro tipo de falla en este componente será evaluado por nuestro servicio técnico para su eventual reemplazo. En este caso, la pantalla NO DEBE presentar rayas o marcas que evidencien golpes o mal trato, caso contrario no podrá ejecutarse la garantía.
  • Baterías: las baterías hinchadas no son cubiertas por la garantía ya que éstas se hinchan por factores externos como el calor excesivo, sobrecarga, equipo en mal funcionamiento, humedad, cables y cargadores en mal estado o que no cumplen con los estándares de calidad.
  • Equipos mojados: la reparación de equipos mojados solo se lleva a cabo a fin de intentar recuperar información del cliente. Applebox no ofrece garantía sobre este tipo de reparaciones ya que el daño por líquido es impredecible y puede afectar el funcionamiento del equipo y/o ser extensivo a otros componentes luego de la reparación.
  • Las reparaciones que involucren partes provistas por el cliente NO cuentan con garantía de ningún tipo.
  • La garantía no cubre reparaciones en dispositivos o partes que el fabricante decida anular en futuras actualizaciones.
Garantía en Productos.
  • Todos los accesorios cuentan con 90 (noventa) días de garantía a partir de la fecha retiro de los mismos.
  • La garantía solo cubre defectos de fábrica o mal funcionamiento del producto.
  • Los productos deben estar completos: embalajes originales, accesorios y/o manuales (salvo los productos OEM/sin caja)
  • El reemplazo dependerá de la disponibilidad en stock de los fabricantes o proveedores.
Excepciones
  • Todo daño físico, ingreso de líquidos, sobrecargas eléctricas, golpes, así también como la intervención de terceros, invalidan la garantía.
  • En caso de que el producto no se fabrique más o exista faltante de stock permanente, se reemplazará por un producto similar que tenga las mismas funciones, características y que compense en precio al anterior producto.
Responsabilidad.

Al revisar el equipo pueden surgir daños ocultos no evidenciados hasta ese momento que produzcan nuevas fallas u ocasionen que el equipo no vuelva a encender. El cliente acepta que no será responsabilidad de APPLEBOX ya que la revisión es necesaria para determinar la falla y su eventual reparación. En el caso de reparaciones de placa (logicboard) ésta se somete a altas temperaturas (+250º) y el calor puede disiparse a otras áreas de la misma pudiendo afectar otras funciones del equipo o daño permanente. El cliente asume dicho riesgo al momento de autorizar el ingreso del equipo al laboratorio de microsoldadura y que no será responsabilidad de APPLEBOX entendiendo que el procedimiento es necesario para llevar a cabo el trabajo. En caso de no ser exitosa la reparación el trabajo es sin cargo. El cliente asume el riesgo que toda información o soporte puede perderse, dañarse o comprometerse durante la reparación y que APPLEBOX no puede garantizar el cuidado, seguridad o integridad de ningún dato o archivo que resida en el equipo mientras se lleva a cabo el servicio técnico y que APPLEBOX no será responsable de ninguna pérdida, corrupción o daño de estos datos, incluyendo cualquier información de seguridad, personal o confidencial, así como tampoco de ningún soporte removible. APPLEBOX no se responsabiliza por la pérdida o deterioro del equipo, inclusive por fuerza mayor o caso fortuito.

Tiempos de Reparación.

APPLEBOX no será responsable por pérdidas de tiempo o de expectativas toda vez que el tiempo para la reparación del equipo dependerá de la disponibilidad de productos y/o repuestos en stock de los fabricantes o proveedores. Las reparaciones de placas lógicas también pueden verse demoradas ya que son procesos delicados que requieren de varios chequeos y mediciones y la repuesta adecuada de los componentes involucrados.

Formas de Pago.

APPLEBOX ofrece todas las formas de pago ya sea en efectivo, transferencia, depósito o tarjetas de débito y crédito. Las compras o pagos con tarjetas (crédito y debito) son realizados a través de MercadoPago.

Tipo de Comprobantes a Emitir.

APPLEBOX solo emite facturas del tipo C, no discrimina IVA.

Estas condiciones deberán ser aceptadas bajo firma y aclaración de la persona que ingrese equipos a reparar al momento de dejarlo en nuestro laboratorio de forma obligatoria para iniciar cualquier diagnóstico y/o reparación, sin excepción.